19 de agosto de 2014

Érase una vez...

Esta historia que voy a relatar no es un cuento, pero teniendo en cuenta las carreras de los dos artistas de que voy a hablar se puede comenzar a narrar así:

Éranse una vez dos niños nacidos en Roma a finales de los años 20, que se hicieron amigos y que tenían inquietudes artísticas.

El primero se llamaba Sergio, era hijo de un director de cine llamado Vincenzo Leone, que había tenido una notable carrera hasta que Mussolini le apartó por una discusión por un guión. Tras la caida del fascismo, Sergio empezó  primero como  actor y ayudante de dirección en clásicos del neorealismo  como Ladrón de bicicletas y más tarde en películas rodadas en Cinecitta como Quo vadis o Ben Hur. Estando en boga el peplum en Italia, Sergio Leone debuta como director en Los últimos días de Pompeya sin acreditar por baja por enfermedad del director previsto, dirige su primera película oficial, El coloso de Rodas, y vuelve a sustituir a Robert Aldrich en Sodoma y Gomorra otra vez sin acreditar.

Precisamente su admiración por Aldrich y su western Veracruz y el incipiente western europeo que ha comenzado a tomar forma en Alemania en los años 50 (en realidad viene más lejos, de las novelas de Karl May, escritor alemán del siglo XIX y XX muy popular por sus novelas ambientadas en el Oeste), le hace cambiar de género para hacer en principio un filme pequeño, con un actor americano poco conocido. Para la música llama entonces a su amigo de infancia.


Ennio Morricone había sido un niño prodigio de la trompeta y era un prometedor músico en 1964 con algunos trabajos muy populares en Italia, pero no era todavía un nombre muy conocido. Acepta la propuesta de su amigo Sergio Leone y comienza una fecunda colaboración que se centrará en las seis películas que Leone realizará a lo largo de su carrera y que convertirá a los dos en estrellas, más alguna colaboración  muy buena en filmes como productor de Leone como Mi nombre es ninguno o Il gatto que aquí no comentaré:

Por un puñado de dólares:

Aunque si uno ve la película no verá el nombre de Morricone por ningún lado. Como era costumbre en el peplum y en el western europeo, muchos de sus actores y miembros del equipo firmaban con un pseudónimo que sonase a inglés. Morricone firmó como Don Savio, pero su precioso tema principal es inconfundiblemente Morricone. No le volvería a pasar, el éxito del filme convertiría a Leone y Morricone en dos estrellas y no volvería a usar pseudónimo:


La muerte tenía un precio:

Morricone en plena forma en la segunda entrega de la trilogía del dolar. Gran tema principal y una música muy buena para un reloj que forma parte del duelo final entre Lee van Cleef y Gian Maria Volonté:



El bueno, el feo y el malo:

Siendo tan populares el tema principal y The ectasy of gold (ya los he puesto alguna vez aquí con motivo de los conciertos de l'Auditori), puede quedar en segundo plano este Story of a soldier, pero que a mí me parece una de las composiciones más bellas de Morricone:


Hasta que llegó su hora (Érase una vez en el Oeste es su título original, como Leone o sus traductores  utilizan a partir de aquí la coletilla érase una vez en las siguientes películas, de ahí el título de mi artículo). El mejor western de Leone tuvo una música portentosa de Morricone. Su tema de la armónica sigue poniendo los pelos de punta, pero el resto de la banda sonora no va a la zaga:


Agáchate maldito (Érase una vez la revolución en algunos países). Filme considerado menor de Leone y su mayor fracaso comercial. Leone solo tenía previsto producirlo, pero sus desavenencias con Peter Bodganovich que derivaron en el despido del director estadounidense le hicieron ponerse en la dirección. Aunque la película esté un tanto por debajo de las anteriores de Leone, Morricone también hizo una banda sonora muy buena:



Érase una vez en América:

El último filme de Sergio Leone es sin duda su obra maestra y una de las mejores películas de mafiosos de la historia del cine. Morricone compuso también una de sus mejores partituras. Cualquier tema que pusiese daría prueba del talento del compositor italiano, pero creo que el tema de Deborah es quizás el mejor:


No hubo más trabajos de Morricone para Leone desgraciadamente. La salud de Sergio quedó muy tocada tras quedar destrozada su obra maestra en EEUU por uno de los peores montajes que se recuerdan, y murió repentinamente en 1989 cuando preparaba una película sobre la Segunda Guerra Mundial en el frente ruso. Afortunadamente Ennio Morricone sigue estando en activo a sus 86 años, siendo uno de los mejores compositores actuales, con una filnografía tan larga que seguramente le dedicaré algún artículo más.





17 de agosto de 2014

Personatges Marvel: Capità Amèrica

El Capità Amèrica va ser el primer superheroi creat per al món del còmic, també va ser el primer a aparèixer a la gran pantalla, la història és força coneguda. Amb la intenció de crear un super soldat per la guerra elegeixen un jove que donaria qualsevol cosa pel seu país, el transformen en un super soldat i va la guerra com una icona. Això va fer que es venguessin una quantitat immensa d'exemplars d'aquest superheroi nascut el 1941.

El Capità Amèrica

Més tard l'empenta va afluixar, i més tard van fer-lo aparèixer de forma espectacular; la historia va així. Un avió teledirigit pel dolentíssim nazi el Varò Zemo és detectat pels Estats Units, envien al Capi i al seu company Bucky, l'avió explota, el company mora i el Capità América cau al gel de l'Àrtic durant 20 anys més o menys fins que uns esquimals el descobreixen i el tracten com a una mena de Déu. Però un dia Namor el rei de Atlantis que estava una mica mosca trenca el gel i l'envia al mar d'on és rescatat pels Vengadors.
El malvat Varò Zemo

El Capi i el seu inesgotable
company Bucky


Respecte al vestit que porta el nostre superhome d'avui podem dir que és força interessant, tot tenint en compte l'època de la qual prové. Per una part les bales no l'arrabassen ni tampoc les mossegades de vampir i el seu escut és únic, ja que ni els millors científics d'aquesta època l'han pogut repetir.
Com de costum aquest superheroi no és tan diferent dels altres, té una llista força gran de malvats que no li volen gens de bé, l'Escorpí, Mr. Hide, el Varó Zemo, Batroc el Saltador, entre d'altres i també altres organitzacions malèfiques com la coneguda Hydra. Però ell també ha tingut suport dels Vengadors, Shield i d'altres menys conegudes.
Després de totes les coses que va fer pel seu país s'adona de què allò que defèn no és tan pur i decideix deixar de ser el Capità Amèrica i passar a ser Nòmada. Molts van ser els que volien ocupar el seu lloc però no van deixar de fracassar fins que Crani Vermell va matar a un d'ells i el Capi va decidir tornar a ser l'autèntic Capità Amèrica.


Per segona vegada el Capi va passar a ser Nòmada després de què Bill Clinton el desterrés a Gran Bretanya tot i que el president no va tardar molt a disculpar-se (més li valia) i fer que tornés el Capità Amèrica.


I la història continua, barallant-se amb tots els dolents, morint per després tornar a aparèixer, canviant d'escut i amb nous reptes com el Soldat d'Hiverns, us sona?


2 de agosto de 2014

La familia Newman

No es un caso aislado que en una misma familia haya unos cuantos músicos célebres. El caso más conocido es el de la familia Bach, aparte de Johan Sebastian se conocen en su familia la friolera de 34 familiares más que destacaron en el mundo de la música, cosa nada extraña dado que Johan Sebastian tuvo 20 hijos. La familia de la que voy a hablar en este artículo de Música y cine no es tan larga, se conocen hasta el momento seis miembros destacados, algunos de ellos grandes compositores de la historia del cine. Me refiero a los Newman. Estos son sus componentes:

Alfred Newman (1901-1970):



Muchas veces que vayáis al cine oiréis una de sus composiciones: la fanfarria que acompaña al logotipo en los comienzos de las películas de 20th Century Fox:


Alfred está considerado uno de los grandes compositores de la historia de la música de cine. Es el músico con más Oscar en su haber (nueve) y el segundo con más nominaciones (45, solo le supera John Williams con 49). La lista de películas en que participó es muy extensa, desde comienzos de los 30 hasta Aeropuerto, compuesta poco antes de fallecer, especialmente destacables son sus trabajos para Fox, aunque si me tengo que quedar con alguna obra suya es con esta portentosa banda sonora que es el filme de 1963 La conquista del oeste:


Thomas Newman (1955- )


Si su padre Alfred es el músico más laureado en la historia de los Oscars, Thomas es de momento el gran perdedor, lleva la friolera de 12 nominaciones al Oscar entre bandas sonoras y canciones sin haber conseguido de momento la estatuilla. Su estilo es muy personal y muy reconocible, tanto que algunos lo han calificado de repetitivo, a mí no me lo parece tanto, me pasa como con Morricone, aunque no llegue al nivel del italiano. Muy activo desde los 80, personalmente me quedo con la banda sonora de Cadena perpetua:



Randy Newman (1943-  ):




Llevaba el camino de su primo Thomas en los Oscars, hasta la decimoquinta nominación no ganó su primer Oscar, y de momento solo lleva 2 de un total de 19 nominaciones. Además de excelente compositor, es un estupendo cantante con una voz muy particular. Lógicamente en su caso tengo que escoger una canción. No ganó el Oscar, pero es probablemente su canción más popular compuesta para Disney:  You've got a friend in me, de Toy story:




Lionel Newman (1916-1989):

:

Se consideraba más un pianista, director de orquesta, adaptador y supervisor musical que compositor, pero a él debemos estupendas adaptaciones de éxitos ajenos en Los caballeros las prefieren rubias y otros filmes de Marilyn Monroe, así como la supervisión musical de la trilogía original de Star wars. Ganó el Oscar a la mejor banda sonora adaptada por el delicioso musical dirigido por Gene Kelly que es Hello Dollly:



David Newman (1954- )



David, hijo de Alfred y hermano de Thomas no ha conseguido el prestigio de los anteriores nombres de su familia, pero tiene una aceptable trayectoria especialmente en el campo de la comedia, con títulos como Tira a mamá del tren, Los Picapiedra (la película), El profesor chiflado (la de Eddie Murphy), Scoobydoo (película) o mi preferida, La guerra de los Rose:



Emil Newman (1911-1964)



El menos conocido de la familia Newman, hermano de Alfred y Lionel, y especializado en dirección musical en la época dorada de Fox. No me ha sido posible encontrar música suya, aunque tiene un Oscar por su dirección musical en un filme de 1941, Sun Valley Serenade