21 de julio de 2011

el sargento de hierro

Hace unas semanas comentaba que Clint Eastwood comenzó a tener el beneplácito de la crítica con El jinete pálido. No fue el caso, al menos en parte, de su siguiente película, El sargento de hierro. Considerado uno de sus últimos filmes alimenticios, junto con El principiante, se puede considerar un filme de hazañas bélicas, o americanada según sus detractores, centrado en la invasión de la isla de Nueva Granada producida poco antes, muy de la época de Ronald Reagan. El problema para tratarlo así es que no fue muy bien acogido por el ejército americano, que le había dado todo su apoyo para el rodaje. No se sabe si fue por el tono claramente desecantado de algunas partes del filme (especialmente de la relación del personaje de Eastwood con su mujer) o el tono abiertamente humorístico y mal hablado de las escenas de entrenamiento (por momentos parece una parodia de la anterior Oficial y caballero, y desde luego el humor malhablado la diferencia mucho de un filme bastante más ultraconservador del mismo año como es Top gun), tuvo un recibimiento más que tibio por las altas esferas de su país, aparte de que se nota de que Eastwood no acaba de creerse en la parte final la "heroicidad" de lo que cuenta. Ello lleva a un filme un tanto extraño, probablemente muy menor en la carrera de su director, pero muy por encima de los filmes del mismo estilo que se hicieron en la época en USA.

Como es mi último artículo en este blog antes de las vacaciones de verano, aprovecho para desear un feliz verano a todos los lectores de este blog, volveré en septiembre con nuevos comentarios de películas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Taller de cocina: Fideua

 Fideua. - Gambas - Calamares  - Preparamos los ingredientes. 2- Tostamos los fideos y lo aňadimos en la olla. 3- Lo mezclamos todo.