17 de septiembre de 2015

La película del Club Instinto básico

Resultado de imagen de instinto basicoResultado de imagen de instinto basico 1992

Resultado de imagen de instinto basico 1992Resultado de imagen de basic instinct picahielos

La película que programa el Club este viernes necesita presentación: Instinto básico, sin duda más que el polvo del siglo el cruce de piernas más famoso de la historia del cine y el lanzamiento al estrellato de una actriz excelente que tiende demasiado a meterse en bodrios que no la merecen.

Y eso que cuando se estrenó en Cannes (aquí no llegó hasta agosto, tras los Juegos Olímpicos de Barcelona) no parecía nada del otro mundo, un trhiller erótico en la línea de Atracción fatal, sobre una escritora bisexual sospechosa de ser una asesina en serie aficionada al picahielos y a dejarse las bragas en casa cuando acude a los interrogatorios de la policía.

El guión de Joe Eszterhas, muy en la línea de su anterior Al filo de la sospecha, con la que comparte bastantes parecidos, seguramente en otras manos habría dado de sí una película del montón. Pero cayó en las manos del holandés Paul Verhoeven, refinado esteta de la violencia con un perverso sentido del humor negro. Y el resultado es el que conocemos, un espléndido y explosivo combindado de trhiller, película erótica y humor negrísimo, con una magistral banda sonora de Jerry Goldsmith.

Y con un excelente reparto. Los más o menos secundarios Jeanne Tripplehorn, George Dzundza, Dorothy Malone (creo que es el último papel de una grande del cine clásico, todavía viva) y Leilani Sharelle están todos muy bien, y Michael Douglas hace uno de los mejores papeles de su carrera, por mucho que en su momento estuviese nominado a los razzies (no recuerdo si ganó). Pero la película es sobretodo Sharon Stone, ya había estado sensacional como "mujer" de Arnold Schwarzenegger en Desafío total , pero aquí hace gala de toda la ambigüedad que requiere el personaje (que sea o no la asesina es algo que no sabremos hasta la última escena) y el magnetismo que necesitan una escena de cruzado de piernas que en otras actrices hubiese sido ridículo y las escenas de alto voltaje. Conoció una secuela con Stone pero ya sin Verhoeven, que es sin duda una de las peores películas de este siglo XXI.

Y hablando de la última escena de la película, y de la discusión de que no estaba claro finalmente si esa persona era realmente el asesino: para quien tenga unos medianos conocimientos de inglés, ojo a una escena anterior con un ordenador y una impresora, para mí aclara bastante qué le lleva a Douglas posteriormente a salir corriendo hacia un ascensor, y despeja las dudas sobre quién es el asesino, lamentablemente en su estreno en España en 1992 nadie se ocupó de ponerle unos subtítulos  a esa escena del ordenador aparentemente intrascendente. Espero que os guste la película

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SARAU POÈTIC A L'ALTRE FESTIVAL