25 de mayo de 2020

Oscar 2003: Into the west

En 2003, El retorno del rey, el final de la trilogía de El señor de los anillos, se unió a Ben-Hur y a Titanic en el trio de pelícuas con 11 Oscars. Si bien las dos anteriores habían tenido alguna nominación sin premio, el filme de Peter Jackson ganó todas las estatuillas a las que optaba.

Peter Jackson llevó a muy buen puerto gris el atrevimiento de filmar una novela que parecía imposible hacer para cine dada su longitud. Se le perdonaron algunas licencias, como cambiar parte del final al situar en otro momento la muerte de Saruman en la versión extendida (en la vista en cines no se veía o dejar fuera de la película a Tom Bobadil. Su adaptación es ya un clásico y le dio merecida fama a excelentes actores como Ian Mckellen o Viggo Mortensen, muy buenos hasta entonces pero con menos reconocimiento del gran público. El director neozelandés lo volvió a intentar con la trilogía de El Hobbit, pero los resultados son menos buenos, una novela de 200 páginas no daba para tres películas de casi tres horas cada una y eso afecta al resultado.

Fue la consagración definitiva del compositor Howard Shore. El canadiense ya era un extraordinario músico de culto desde sus primeros tiempos con David Cronenberg, pero no gozaba de la fama del público no cinéfilo. Su trabajo en las tres partes de El señor  de los anillos es memorable, muchas de sus melodías han pasado a la memoria de todos. Shore ganó 3 Oscars por la trilogía, dos a la banda sonora por la primera y la tercera parte.

Y el tercero a la mejor canción por el tema final de la trilogía. No suelo estar de acuerdo con premiar canciones que aparecen en los títulos de crédito finales, suelen estar metidas con calzador  para optar a premio sin tener que ver con el resto de la película, pero creo que no es el caso de Into the west. Es el broche final musical, un bello lamento por los que se han tenido que partir al final de la trilogía. Compuesta por Shore, Annie Lennox y Fran Walsh (esposa de Peter Jackson  y guionista de la mayoría de sus filmes), es un gran epílogo musical a la trilogía y una justa ganadora de Oscar.

Destacar entre las nominadas dos temas de Cold mountain, Scarlet tide y You will be my ain true love, y la canción Belleville rendez-vous, del filme francés de animación Bienvenidos a Belleville.


22 de mayo de 2020

7 La tarantela confitada 22-5-20

Setè programa de ràdio La Tarantela confitada, avui comencem amb el Momento Holderlin amb un conte dela Marisa ,un relat del Fede i un poema de la Rosa, a mi cancion es un hit Porno por pyrus "Tahitian moon" i una cançó acústic de l'Alfons i la cançó Culpable del projecte musical del percussionista David de la Blanca, al We can el Francesc ens informa d'un munt d'apps per fer videoconferències, i el Carlos informa de la darrera reunió de la Lliga esport i salut i al Maldito bastardo Disney dels anys 80 i 90 i a La cuina de la Lolipuré de patata i batut healthy., i RECORDEU ESCOLTAR MOLTA RADIO.

18 de mayo de 2020

Oscar 1997: My heart will go on

Durante 1997, muchos se burlaron de James Cameron y Titanic, de su excesivo presupuesto y dudaban de su éxito comercial. Llegaron incluso a pronosticar un desastre en taquilla al estilo de La puerta del cielo. Se equivocaron.

El resultado es de sobras conocido; la película más taquillera de la historia hasta 2009 (Cameron la volvió a superar con Avatar), la que más tiempo ha ocupado el número 1 de la taquilla estadounidense (14 semanas, ni de lejos se le ha acercado nadie) y 11 Oscars de 14 nominaciones (perdió maquillaje, actriz principal y actriz secundaria), repitiendo el record de Ben-Hur (igualado años más tarde por El señor de los anillos, El retorno del rey, ya llegaremos a ella puesto que tiene Oscar a canción):

Vista ahora en 2020, y aunque crecen sus detractores, sigue siendo un gran espectáculo aún no siendo la mejor película de Cameron (sigo prefiiendo sus dos Terminator y Aliens). El director canadiense es un maestro utilizando la tecnología más avanzada y aquí consigue muy buenas interpretaciones de casi todo su reparto, aunque cometió un error garrafal poniendo a un actor horrible como Billy Zane de villano, es de lejos lo peor de la película.

Lanzó al estrellato a Leonardo Dicaprio y Kate Winslet. Ya eran más que promesas hasta entonces, pero Titanic les llevó a otro nivel. Dicaprio no ha bajado del estrellato, Kate Winslet está un tanto irregular últimamente.Volvieron a repetir como pareja en Revolutionay road con mejores resultados artísticos, aunque con menos reconocimiento. 

Sacó del olvido a Gloria Stuart, actriz octogenaria que había conocido sus mejores momentos en los años 30 con títulos como El hombre invisible y Prisionero del odio, y que interpretaba el papel de Winslet en su vejez. De entre los secundarios, destacar a Bill Paxton, Kathy Bates y David Warner, excelentes como casi siempre.

Consagró a James Horner. Aunque con tendencia a repetirse en exceso y a copiar-homenajear a otros (especialmente a la sinfornía 1 de Rachmaninoff), Horner ya era grande antes de Titanic y ya lo había merecido por Braveheart dos años antes. Lamentablemente, un accidente aéreo se lo llevó en 2015, aún con sus irregularidades lo seguimos echando de menos.

Horner ganó dos Oscars por Titanic, banda sonora y canción. Compuesta en colaboración con Will Jennings, My heart will go on se ha convertido en un clásico y en una canción mil veces escuchada y versionada, no recomendada a sí a los detractores de Celine Dion, que según dicen no estaba muy segura de interpretarla. Sigue siendo una de las canciones más vendidas de la historia.

Ante la canción de Titanic, cualquiera lo tenía mal ese año. Destacar entre las nominadas Go the distance de Hércules y Journey to the past de Anastasia.



15 de mayo de 2020

6 programa de La Tarantela confitada 15/5/2020

Sisè programa de radio La Tarantela confitada, amb la cuina de la Loli amb dues receptes; Lentejas con chorizo y Membrillo a Mi canción es un hit; Family amb la cançó "El bello verano" i Combat una cançó instrumental de l'Alfons, el Víctor i el Bryan ens tocan una cançó poetitzada "Homenaje al trabajador colombiano" i la Big Band de Montbau en confinament toca un clàssic "The best is yet to come" de Cy Coleman, a Derecho al feminismo la Lucia ens apropa a la vida i obra  de "Helen Keller", al We can weekend jocs on line per jugar amb els amics des de casa i a la secció de cinema El Maldito bastardo confinado les BSO de Top Gun i Flashdance, que vagi de gust i recordeu 
A CASA, ESCOLTEU RADIO, MOLTA RADIO.

11 de mayo de 2020

Oscar 1989: Under the sea

Aunque no se puede considerar del todo "una película Disney"  (la produjo, pero el resultado es obra de gente ajena al estudio, como Spielberg, Zemeckis y Richard Williams), Quién engañó a Roger Rabbit dio el primer aviso de que la sección de animación Disney no estaba muerta, que estaba de parranda. La sirenita confirmó que el estudio estaba muy vivo, y vista ahora se debe considerar un título clave en la evolución del Hollywood actual, si no hubiera tenido éxito, lo habrían tenido más complicado filmes posteriores de animación de la casa y Pixar habría tenido más difíciles sus inicios, y sin su éxito quizás Disney no sería el monstruo compraestudios que es actualmente.

En 1989, Disney lleva en su sección infantil una década horribilis, no levanta cabeza comercial y/o artística, acumula fracasos como El abismo negro, Popeye, Tarón y el caldero mágico, Oz un mundo fantástico, Basil el ratón superdetective u Oliver y compañía, o películas que por su coste no han cubierto las expectativas como Tod y Toby. Solo mantiene en flote al estudio la sección "adulta "Touchstone, con éxitos de público y/o crítica como Splash, El color del dinero, Quién engañó a Roger Rabbitt o Cocktail. También han abandonado el estudio algunos de sus mejores animadores como Don Bluth o promesas como Tim Burton.

Pero en medio del desastre, toma dos decisiones que van a ser fundamentales, contratar en 1984 a dos ejecutivos jóvenes, Michael Eisner y Jeffrey Katzenberg, provenientes de Paramount, dnde habían tenido éxitos del calibre de Grease, Aterriza como puedas o la saga Star Trek. Ambos van a tardar varios años en dar resultados, pero deciden producir los dos títulos clave del renacimiento: Roger Rabbit y La sirenita.

Y toman también una decisión fundamental: confiar en un compositor y un letrista jóvenes para la banda sonora. Alan Menken y Howard Ashman habían tenido un gran éxito en teatro con el musical La tienda de los horrores, y eran dos grandes promesas.

Y en 1989 se estrena La sirenita. El resultado: el filme más taquillero de animación del estudio en muchos años y el resurgimiento definitivo de su sección infantil. Aunque haya tenido posteriormente varios fracasos, nunca ha vuelto hasta ahora a tener la terrible situación comercial de los 80. tambien se considera el inicio de la nueva edad de oro de la animación estadounidense, con nominaciones a los Oscars y presencias en festivales como Cannes, También el Oscar a la mejor animación es consecuencia de este éxito y los posteriores que llegarán del estudio (iré hablando en próximos dias de la mayoría de ellos , ya que tienen Oscar, hay un dato demoledor; de los diez oscar a la mejor canción en los 90, seis son para filmes de animación, cinco de ellos de Disney y otro producido por Katzenberg para otro estudio, en el siglo XXI también habrá varias, pero el dominio del cine de animación en la categoría de canción no es tan abrumador)

Y es la consagración para Menken y Ashman. Oscar a la mejor banda sonora y a la mejor canción. Desgraciadamente Ashman pudo disfrutar poco del éxito, el SIDA se lo llevaría antes del estreno de su siguiente colaboración juntos. Menken conseguirá entre 1989 y 1995 la friolera de 8 Oscar, de los que hablaré en próximos dias, ya que son cuatro dobletes a banda sonora y canción. Es el segundo compositor con más Oscars tras Alfred Newman (9, conseguidos eso si en 26 años).

La relación profesional entre Eisner y Katzenberg también acabó muy mal, por otros motivos de los que hablaré cuando llegue a 1994 y El rey león.

Y si todo empezó con La sirenita, el primer Oscar a la mejor canción del equipo llegó con un cangrejo y un calipo. Under the sea es un gran número bufo interpretado en la versión   por Samuel E. Wright. Sin duda, es una de las mejores creaciones de Menken y Ashman.

También tenían otra canción nominada de La sirenita, Kiss the girl. Entre las otras nominadas, The girl who used to be me, de Shirley Valentine




8 de mayo de 2020

Cinquè programa de La Tarantela confinada 8 de maig 2020

Cinquè programa de La Tarantela confinada comencem amb dues receptes a La cuina de la Loli 'Sopa de ceba i rosquilles. al We can weekend coses per fer, veure i aprendre sense sortir de casa, a la secció de cinema El maldito bastardo confinado la BSO de dues pelis dels 70 "Las noches de Harlem i "Superfly" a mi Canción es un Hit "Lambchop: I'm stranger here" i l'Alfons toca una cançó instrumental i acústica i els nostres poetes el Momento Hölderlin "3 relats de la Marisa, la Rosa i el Fede per acabar al Non solo pastis , un àudio de relaxació, que vagi de gust i ESCOLTEU MOLTA RADIOOO.



Oscar 1986: Take my breath away

En 1986, la carrera de Tom Cruise parece estancada, han pasado varios años desde el éxito de Risky Bussines y Legend se ha convertido en uno de los mayores fracasos comerciales de los 80. Tuvo que llegar un director británico y unos aviones para convertirlo definitvamente en una estrella.

Tony Scott era más conocido en ese momento por ser el hermano de Ridley que por su carrera como publicista y director. Además, su primer filme El ansia no había funcionado bien en taquilla, aunque se convirtiese en película de culto.

Y en eso llegó Top gun. Don Simpson y Jerry Bruckheimer volvieron a dar en la diana comercial tras Flashdance y Superdetective en Hollywood con esta historia de aviadores, convirtiéndose en la película más taquillera en USA de 1986. Es entretenida, aunque la historia es mínima, la excusa para hacer en toda regla un spot de 110 minutos de las fuerzas aéreas de EEUU, muy de acorde con la ideología de la era Reagan. Como he dicho, fue la película que hizo de Cruise una estralla, y Tont Scott se convirtió en un más que convincente director de películas de género hasta su fallecimiento en 2012, peor considerado en general por la crítica que su hermano Ridley, aunque tiene varias películas sobresalientes como Amor a quemarropa y Marea roja.

Cuando fallece Scott, uno de sus proyectos era la segunda parte de Top gun, que finalmente ha sido dirigida ahora por Joseph Kosinski (Tron 2, Oblivion) Se ha retrasado su estreno a causa del coronavirus, pero no deja de ser curioso que este proyecto de hace casi 10 años se haya hecho con alguien en la Casa Blanca peor que Reagan, está por ver si el resultado es otro spot de la era Trump.

Al éxito de la película contribuyó la canción de la película. Take my breath away está compuesta por Giorgio Moroder y Tom Whitlock, e interpretada por el grupo Berlin. Tuvo un gran éxito al igual que la película, ganó el Oscar y se convirtió en una de las canciones de banda sonora más icónicas de las segunda mitad de los 80.

Entre las nominadas estaba Mean green mother from outer space, de La tienda de los horrores. En 1986, sus compositores Alan Menken y Howard Ashman eran casi unos desconocidos; tres años después, una sirenita haría que cambiaran la historia del cine de animación en EEUU y que diesen mucho que hablar en los Oscar a mejor banda sonora y canción entre 1989 y 1995...


Taller de cocina: Cocas de Sant Juan

 Cocas de Sant Juan  - Masa - Almendras - Piñones - Huevos  1- Preparamos los ingredientes. 2- Tapamos con la otra masa de hojaldre y le aña...