8 de enero de 2015

La película del Club: El imperio contraataca











Este viernes el Club vuelve a sus sesiones de cine tras el parón navideño, y lo hace con un clásico del cine fantástico, la considerada por muchos la mejor entrega de la saga de Star wars, El imperio contraataca. No creo que sea muy indiscreto haciendo spoilers si desvelo que es la película donde conocimos a Yoda y donde descubrimos que el Sith Lord Darth Vader es en realidad Annakin Skywalker, antiguo jedi pasado al lado oscuro y padre de Luke, cosa poco escondida por Lucas en realidad, ya que Darth Vader suena muy parecido fonéticamente a Dark Father, y tampoco se puede considerar ya spoiler puesto que además "Soy tu padre" está considerada una de las frases más famosas de la historia del cine

Pero curiosamente una película sobre un padre y un hijo también tuvo en su origen varias paternidades. Tras el estreno de La guerra de las galaxias, George Lucas había tenido sus más y sus menos con Hollywood y el sindicato de directores por una chorrada que hoy es algo habitual y entonces no lo era (aunque hay precedentes como por ejemplo Los vikingos o La vuelta al mundo en 80 días), el poner los títulos de crédito al final de la película, cosa que enfureció a los colegas de Lucas y le llevó a retirarse del sindicato. El creador de Star wars decidió no dirigir oficialmente la película (tampoco la siguiente, El retorno del Jedi) y confió la dirección en un entonces poco conocido director que había sido su profesor, Irving Kershner, director en muchas ocasiones especialista en secuelas, ya que ha dirigido antes y después las de Un hombre llamado Caballo, el filme de James Bond Nunca digas jamás y Robocop 2, así como las muy interesantes Un loco maravilloso y Los ojos de Laura Mars. Seguramente el resultado es especialmente obra de Lucas, pero no hay que despreciar el trabajo del buen artesano que fue el ya fallecido Kershner.

Y también el guión tuvo oficialmente dos guionistas. Lucas encargó el primer borrador a Leigh Brackett, una prestigiosa novelista de ciencia-ficción y novela negra y guionista de varias de las mejores películas de Howard Hawks (El sueño eterno, Hatari, El Dorado). Brackett falleció en 1978 sin acabar el guión, aunque se dice que Lucas no estaba muy contento con el resultado. Fichó entonces a un  guionista novato (al menos yo no conozco ningún guión anterior suyo) y futuro y excelente director, Lawrence Kasdan. Oficialmente Brackett y Kasdan firman el guión, aunque todo indica que el resultado final es cosa sobretodo de Lucas y Kasdan

Pues entre todos, más el reparto original, la incorporación de Billy Dee Williams y del cocreador de Barrio Sésamo y Los Muppets Franz Oz para dar vida y voz a Yoda, lograron un espléndido filme fantástico sobre la obsesión de Vader y el Emperado Palpatine (aquí solo en un breve cameo, que primero fue interpretado por un actor y luego fue sustituido en posteriores reposiciones por el actor Ian McDermid) por capturar al aprendiz de Jedi Luke Skywalker para atraerlo al lado oscuro, sobre el entrenamiento de Luke por parte de Yoda (el padre biológico de Luke será Annakin, pero se le pueden considerar dos "padres" más, Obi Wan Kenobi y Yoda), sobre la historia de amor de Han Solo y Leia y sobre la traición de un amigo. Tiene grandes escenas como el ataque de la tropa imperial en la nieve, algunas escenas del entrenamiento de Yoda y el combate final entre Vader y Luke (Mark Hamill sufrió antes del rodaje un accidente con su coche que le desfiguró el rostro; las primeras escenas del filme fueron una justificación para el cambio en su rostro) Memorable banda sonora de John Williams de nuevo, su marcha imperial o de Darth Vader está entre las mejores obras del maestro estadounidense. Buen aperitivo hasta que al final de este año que comienza llegue el Episodio 7, ya sin Vader y ¿sin Palpatine?  (al no saber por donde irá la nueva historia, lo pongo con dudas conociendo las obras que se han escrito sobre lo que pasa tras El retorno del Jedi). Espero que os guste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras bandas sonoras: Domingo negro

  El escritor Thomas Harris se consagró con las cuatro novelas dedicadas a Hanibal Lecter (especialmente las dos primeras, las dos últimas m...