25 de octubre de 2012

La película del club: Umberto D



Umberto D está considerada por muchos el canto del cisne del neorrealismo, ya que los tres grandes del movimiento (Rossellini, De Sica y Visconti) llevaron a partir de ahí sus carreras por otros derroteros, y también porque la película fue un fracaso estrepitoso en su época, en parte por el pesimismo del filme, en parte porque una parte de Europa empezaba a salir de la pobreza de la posguerra.

Y probablemente porque se adelantó a su tiempo. Visto ahora su argumento, cuesta creer que el filme tenga ya 60 años (es de 1952), está más que vigente la historia de este anciano abandonado por los suyos, con problemas para subsistir, al borde del desahucio, la depresión y la desesperación. De Sica lleva el argumento con maestría, aunque personalmente prefiera a Rossellini y a Visconti (Roma, ciudad abierta, Alemania, año cero, Te querré siempre, La terra trema o El gatopardo son palabras muy mayores, y no son tan irregulares como De Sica), sus tres películas neorrealistas son portentosas (añadir El limpiabotas y Ladrón de bicicletas) y aquí logra una impresionante interpretación de un actor, Carlo Batisti, no profesional (creo que era profesor retirado). Es una de las grandes películas de la historia del cine italiano y una de las cumbres de la carrera de un actor y director genial, aunque irregular por sus problemas personales (son muy conocidos sus problemas de deudas por ludopatía que le hacían aceptar demasiados trabajos alimenticios. Se recomienda llevar pañuelo, esas escenas finales en la vía del tren son lacrimógenas en el mejor sentido de la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Taller de cocina: Cocas de Sant Juan

 Cocas de Sant Juan  - Masa - Almendras - Piñones - Huevos  1- Preparamos los ingredientes. 2- Tapamos con la otra masa de hojaldre y le aña...