26 de marzo de 2010

castings sorprendentes

¡Hola!Veo que nadie se anima a dar una respuesta. La solución era Frank Sinatra. Aunque ha hecho varias veces en su carrera de tipo duro, su posible elección para Harry el sucio era cuanto menos sorprendente.

Aunque no es el único. Más sorprendente parece ahora que Ronald Reagan hubiese hecho Casablanca en lugar de Bogart. O que Robert Redford hubiese hecho el papel de Al Pacino en El padrino (menuda pinta de italiano tiene Redford). Pues ambas opciones estuvieron a punto de ocurrir.

La próxima pregunta es bastante difícil pero también curiosa. ¿Qué tienen en común los filmes y/o novelas Las crónicas de Narnia y El silencio de los corderos? Como la semana que viene es Semana Santa, la solución será dentro de dos semanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Centre Cívic del Carmel: Amor y otras enfermedades sin importancia

  Hoy se estrena en el Centre Cívic del Carmel la obra Amor y otras enfermedades sin importancia, interpretada por la Compañía del Centre Cí...