20 de abril de 2020

Oscar 1969: Raindrops keep falling on my head

1969 es un año clave en Hollywood por varios acontecimientos: es el año en que una película X gana el Oscar a la mejor película (Cowboy de medianoche), en que triunfa una película que cambiará el sistema de estudios (Easy rider) y en el que la Familia Manson organiza la matanza de Sharon Tate. Nada volvería a ser igual después de esa noche de agosto, reflejada recientemente en el último filme de Tarantino protagonizado por Leonardo Dicaprio y Brad Pitt.


Y en 1969 los  Leonardo Dicaprio y Brad Pitt de la época triunfaron con un western.

Dos hombres y un destino parte de la historia de los considerados últimos bandidos del Oeste clásico, Butch Cassidy y Sundance Kid, atracadores de bancos y trenes que cuando vieron que se ponía la cosa chunga en el Oeste huyeron a Bolivia, Allí  hicieron el agosto, pero como le pasó al Che Guevara, el ejército acabó con ellos un dia de noviembre de 1908 tras un atraco fallido.

Algo debió de ver el guionista William Goldman en la historia de estos dos chorizos de medio pelo, èl dice que le atraía la idea de dos ladrones que tienen una segunda oportunidad en América del Sur. Pero los paralelismos con la historia del Che están ahí, y tampoco hay que olvidar el tema del triángulo amoroso entre dos hombres y una mujer, estamos en la época del amor libre. La película llega en el momento justo para ser un éxito. De todas maneras, algunos estudios no quisieron hacerla, decían que eso de huir era impropio de una película del Oeste (John Wayne no podía huir), no se enteraban de que el western había cambiado con Leone y Peckinpah.

Y para culminar la guinda del pastel, una pareja perfecta como protagonista. Aunque parezca mentira visto ahora, Paul Newman y Robert Redford no estaba previsto que fuesen pareja en la película. Paul Newman si era el elegido como Cassidy, pero para el papel de Sundance se le ofrece a Jack Lemmon (decía que era un tipo de papel que ya había hecho), Steve Macqueen o Warren Beatty. Hay que tener en cuenta que Robert Redford en 1969 es un prometedor actor, que Descalzos por el parque había funcionado muy bien pero todavía no es una gran estrella, la película que le lanza definitivamente es Dos hombres y un destino.

Falta el tercer elemento clave: la música. Burt Bacharach es un compositor de bandas sonoras y canciones en general muy pegadizas que triunfan en los 60 y que ya había sido nominado al Oscar por What's new pussycat? y Casino Royale. Compone la banda sonora de Dos hombres y un destino y una canción para la escena de la bicicleta. Raindrops keep falling on my head, muy pegadiza y alegre como es habitual en él.

El resultado, malas críticas en general para la película, pero sin embargo un taquillazo descomunal, se convierte en la película más taquillera de 1969 y una de las más taquilleras de la historia del cine. La película gana 4 Oscars, entre ellos guión, banda sonora y canción

Convierte en estrella a Redford y afianza el momento de gloria que atraviesa Paul Newman en los 60 y 70. Ambos volverán a repetir la jugada en 1973 con El golpe, otro taquillazo que además se lleva el Oscar a la mejor película. Hubo un tercer proyecto  entre los dosa principios del siglo XXI, Un paseo por el bosque, pero se interrumpe por la enfermedad de Paul Newman y finalmente su papel lo hace Nick Nolte unos años después.

Sin embargo, para Bacharach es casi su último momento de gloria en el cine. Su siguiente proyecto, el musical Horizontes perdidos, es un fracaso estrepitoso, y abandona por una buena temporada el cine. Ganará el Oscar a la mejor canción en 1981 otra vez, pero ya no será lo mismo. Interpretada por B. J. Thomas, Raindrops kepp falling on my head es probablemente su mejor canción para cine.

De las nominadas a mejor canción, destacar True grit, de Valor de ley, la película que le dio el Oscar a John Wayne.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Taller de cocina: Cocas de Sant Juan

 Cocas de Sant Juan  - Masa - Almendras - Piñones - Huevos  1- Preparamos los ingredientes. 2- Tapamos con la otra masa de hojaldre y le aña...